Depilación con IPL

Un tratamiento de luz pulsada, o también conocida como IPL (Intensed Pulsed Light), la luz es de carácter policromático (de varios colores) y el haz de luz se mueve en todas las direcciones con distintas longitudes de onda por lo que un mismo aparato puede valer para tratar distintos tipos de vello.

La luz emitida no es un haz continuado, sino que como su propio nombre indica se aplica mediante pulsos de luz. Este pulso de luz provoca un aumento de temperatura en las zonas con más melanina, especialmente en los vellos oscuros, de manera que la raíz acaba quemándose

Las características de funcionamiento de la luz pulsada hacen que este sistema se pueda adaptar a muchos fototipos y condiciones, gracias a su longitud de onda variable, por lo que puede ser válido tanto para los vellos más oscuros como para los más rubios.